Huevos Benedictinos

5/01/2018

Huevos Benedictinos

[Si pudiera hacer un redoble de tambores, este sería el momento.]

Huevos Benedictinos


Huevos Benedictinos

¡Y ahora si! Como plato estelar del desayuno para mamá, les traigo la receta para preparar los esplendorosos Huevos Benedictinos. Hasta el nombre tienen lindo. ¿No les parece?


Huevos Benedictinos

¿Qué mamá no quedaría impresionada con nosotros, si las sorprendemos con este delicioso platillo?

Pero no se asusten, en realidad se ven muy imponentes y complicados, y aunque su elaboración lleva varios pasos, no es nada de otro planeta. Y menos con la versión tan fácil que les voy a compartir. Así que de verdad, no se dejen intimidar. Si siguen el paso a paso de esta receta, en menos de lo que piensen tendrán el plato montado sobre su mesa.

Huevos Benedictinos

Huevos Benedictinos  Huevos Benedictinos

Lo primero que tenemos que hacer es la salsa holandesa. Esta es una salsa francesa que se hace a base de mantequilla, yemas de huevo, y jugo de limón. La receta tradicional se hace a baño María, pero en esta versión facilita, la hacemos en la licuadora y sin complicaciones.

Huevos Benedictinos

Huevos Benedictinos

Agregamos las yemas, el jugo de limón y la sal al vaso de la licuadora, e integramos por unos segundos.

Huevos Benedictinos

Huevos Benedictinos

Reducimos la velocidad, y vertemos en forma de hilo la mantequilla derretida, despacito y sin parar la licuadora. Tal como si estuviéramos preparando mayonesa. En mi caso, retiré el tapón de la tapa de la Vitamix para añadir por ahí la mantequilla.

Huevos Benedictinos

Huevos Benedictinos

Inmediatamente notaremos que la salsa comienza a espesarse. Licuamos por unos segundos más y la salsa estará lista y perfecta para bañar nuestro desayuno.

Huevos Benedictinos

Huevos Benedictinos

Teniendo lista la salsa, ahora lo que sigue es preparar los huevos pochados. Y si al oír esto, diste dos pasos hacia atrás, por favor, quédate. De verdad vale la pena que les des una oportunidad.

Huevos Benedictinos

Huevos Benedictinos

Dependiendo de cuántos vayamos a preparar, tostamos a la par el pan. Si tenemos pensado preparar más de 4 huevos, es recomendable tostar el pan ya que tengamos los huevos listos, ya que de otra manera estarán fríos para la hora que terminemos con los huevos.

Yo metí los panes al horno en una charola, mientras hacía los huevos. Y así, en cuanto tuve los huevos pochados, los coloque a cada uno sobre su pan.

Huevos Benedictinos

Para pochar los huevos, el método que me parece mas fácil es el siguiente:

Huevos Benedictinos  Huevos Benedictinos

Calentamos agua en una ollita mediana y agregamos el vinagre. Es muy importante que nunca dejemos que el agua hierva para que no nos deshaga el huevo. Y al contrario, el vinagre en el agua nos ayuda a que la clara envuelva correctamente a la yema.

Con una cuchara, hacemos un remolino en el agua y vaciamos con cuidado el huevo previamente reventado en un tazoncito. Nos ayudamos con la misma cuchara para terminar de envolver el huevo y después lo dejamos cocinarse sólo. Es importante tomar el tiempo de cocción. De ser posible, debemos de poner un cronometro para así asegurarnos que la yema nos quede en el punto que deseamos. Si preferimos una yema mas cocida, debemos de dejarlo alrededor de 3 minutos.

Huevos Benedictinos  Huevos Benedictinos

Una vez pasado el tiempo, sacamos el huevo del agua con ayuda de la cuchara, lo escurrimos con cuidado y lo colocamos en un plato a un lado o directamente sobre el muffin. Con ayuda de un colador pequeño, limpiamos los restos de huevo que pudieron haber quedado en el agua y repetimos el proceso para pochar el resto de los huevos.

Huevos Benedictinos  Huevos Benedictinos

Y lo que sigue es pan comido. Tan solo nos hace falta armar a nuestro gusto los Huevos Benedictinos.

Huevos Benedictinos

Huevos Benedictinos

Huevos Benedictinos

Hoy en día existen muchas variaciones de este desayuno, en las que podemos incluir rebanadas de aguacate, o dar un toque renovado a la clásica salsa holandesa. En este caso, no me pude resistir a la tentación de agregar el aguacate, pero opté por dejar la salsa holandesa con su sabor básico.

Huevos Benedictinos

Huevos Benedictinos

Verán como todo su esfuerzo vale la pena, al sentir el primer bocado en su paladar.

Si desean ver el resto del menú, pueden hacerlo aquí. 

Huevos Benedictinos

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Huevos Benedictinos
¡El desayuno perfecto! Huevo pochado servido sobre la mitad de un muffin inglés, una rebanada de jamón serrano y laminas de aguacate, bañados con una deliciosa y cremosa salsa holandesa. 

Receta para 2 personas

INGREDIENTES:

Para la salsa holandesa
2 yemas
½ limón real, el jugo
1 pizca de sal
½ tz (113 gr) (1 barra) de mantequilla

Para los huevos pochados
4 huevos, frescos y a temperatura ambiente 
3 cdas de vinagre
Agua, la necesaria


Para armar los huevos benedictinos
2 muffins ingleses
1 cda de mantequilla
4 rebanadas de jamón serrano
1 aguacate
4 huevo pochados
Salsa holandesa
Pimienta negra


PROCEDIMIENTO:

Para la salsa holandesa
1. Derretimos la mantequilla en el microondas y reservamos.

2. Agregamos las yemas, el limón y la sal al vaso de la licuadora y procesamos por 30 segundos. Detenemos la licuadora.

3. Retiramos el tapón de la tapadera, encendemos la licuadora en la velocidad mas baja y sin parar, añadimos poco a poco la mantequilla derretida. Una vez que la agreguemos toda, incrementamos la velocidad y licuamos por 45 segundos mas. La salsa se espesará.

4. Vaciamos en una salsera, cubrimos con plástico de cocina y dejamos a temperatura ambiente hasta servir.

Notas:
  • No debemos de guardar en el refrigerador.
  • Podemos darle un giro diferente a la salsa agregando una cucharadita de chipotle, un puñito de cilantro, o una pizca de paprika.

Para los huevos pochados
1. Llenamos una olla mediana hasta la mitad con agua y colocamos a fuego medio. Una vez que esté caliente, pero nunca hirviendo, añadimos el vinagre blanco.

2. Quebramos con cuidado el huevo en un tazoncito y reservamos.

3. Revolvemos con una cuchara para formar un remolino en el agua, y justo en el centro vaciamos con cuidado el huevo. Nos ayudamos con la cuchara para envolver la yema con la clara y cocinamos por 2:30 minutos. Nunca debemos de permitir que el agua hierva. En este tiempo la yema estará tiernita, si deseamos que esté mas firme, cocinamos por más tiempo. 

4. Retiramos el huevo del agua con ayuda de la cuchara, escurrimos y reservamos en un plato. Repetimos el proceso con el resto de los huevos. 

Notas:
  • Es muy importante que los huevos sean frescos para que se hagan correctamente. Si no son frescos, no se forman bien. 
  • Si los hacemos con anticipación, los colocamos en un tazón con agua fría para detener la cocción, y los ponemos nuevamente en agua tibia para calentarlos a la hora de servir.

Para armar los huevos benedictinos
1. Partimos los muffins por la mitad, y los doramos ligeramente.

2. Untamos un poco de mantequilla sobre cada pan, acomodamos una rebanada de jamón serrano, láminas de aguacate, un huevo pochado y bañamos con la salsa holandesa. Para terminar, espolvoreamos con un toque de pimienta negra sobre la salsa.

Notas:
  • Podemos ayudarnos a mantener todos los elementos del desayuno calientes, teniendo el horno precalentado en la mínima temperatura y guardando ahí, cada cosa que vaya estando lista.
  • Podemos substituir el jamón serrano por tocino, o el jamón de nuestra elección. 
  • Podemos omitir el aguacate. 

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

You Might Also Like

0 comentarios

Sígueme en Facebook

PROMO ROTOPLAS

Subscribe