Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

10/20/2017

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Imagínate cumplir años y que tu pastel sea tan alto como un rascacielos gigantesco de vainilla, tonos lilas y sprinkles de colores. 

Irresistible, ¿verdad? ¡Hasta yo, a mis 32, me emocioné!

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Tenía tiempo queriendo hacer un pastel en verdad alto, y con alto, me refiero a muuuy alto… así que no dejé pasar la oportunidad, y lo hice para el cumpleaños de mi pequeña princesita.  

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Ya saben… me encanta hornear, los pasteles, cupcakes y demás, pero no hay temporada más dulce, pasteleramente hablando, que los cumpleaños de mis pedacitos. Es cuando tengo el pretexto perfecto para hornear y preparar cuanta dulce receta pasa por mi mente y claaaro que mis hijos se toman muy en serio la oportunidad. Así que mi cocina, o más bien la casa completa, termina cubierta en azúcar por un par de semanas y ¡todos nos volvemos locos!

En esta ocasión, el tema de su fiesta fue de Descendientes, la película de Disney en donde los personajes principales son los hijos de los villanos de Disney. Mi Elisa es fan de Mal, la hija de Maléfica, así que fue una fiesta completamente morada. ¿No tienes idea de lo que hablo? No te preocupes, yo hasta hace unos meses tampoco lo sabía.

Preparamos macarons, manzanas envenenadas, pociones mágicas y cupcakes con los personajes.

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Y claro... el pastel…

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Al ser un pastel tan alto, necesitamos que el pan, sea uno de miga compacta y firme, para que tenga la estabilidad necesaria. Es por esto que elegí esta receta de pastel de vainilla, que además de contar con las características que necesitamos, es deliciosa y fácil de preparar. Para ello utilizaremos un método inverso al mezclado tradicional de un pastel. 

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz  Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz  Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz  Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

El único contratiempo que tiene, es que necesariamente se debe de hacer con harina de repostería (cake flour). No te recomiendo substituirla por harina de todo uso,  porque tendrás un resultado muy distinto. Para otras recetas, podemos preparar nuestra propia harina de repostería en casa y funciona perfecto, pero para ésta, siento decirte que tampoco lo recomiendo. Confía en mí, que ya me paso… y en varias ocasiones… Pero créeme que si consigues la harina, no te vas a arrepentir. Este pastel es toda una delicia vainillosa y lo suficientemente estable como para armar un rascacielos.

Lo mismo con el betún: Es súper cremoso y delicioso, pero enfriándolo, nos da la firmeza que necesitamos.

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz  Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz  Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Para conseguir la doble altura, y que el pastel no se venza por el peso, debemos de colocar los soportes necesarios. En esta caso, en la capa de abajo usaremos 3 popotes gruesos, también conocidos como "bubble straws", ya que son los que se usan comúnmente para tomar el bubble tea. Y para unir todo el pastel y no correr el riesgo de que los panes se deslicen, insertaremos un palito de madera que cubra la altura completa del pastel. Antes de insertarlo, debemos de sacarle punta a uno de los extremos, con ayuda de una navaja, y medirlo a un lado del pastel ya armado, para cortarlo exactamente de la misma altura.

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz  Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz  Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz  Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz  Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz  Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Y si piensas que al partirlo tendrás rebanadas extra gigantes, ¡no te preocupes! En realidad es un pastel de dos pisos, pero del mismo ancho los dos. Lo partiremos de arriba como un pastel normal, y justo a la mitad, el cuchillo se frenará con la base de cartón del primer piso. ¡Y tarán! Tendremos nuestra rebanada, linda y perfecta, y de tamaño regular. Que si eres de mentalidad gordita como yo, la idea de la rebanada extra gigante, ¡no me parece nada mal! 🙊

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz

Y hablando de gorditos, como Elisa no se animaba a darle la mordida ella solita... tuve que sacrificarme y ayudarle un poquito...😋

Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Drip cake de doble altura: Un pastel de cumpleaños feliz
Receta para un pastel redondo de 6 capas, de 6” de diámetro y 12” de altura.

6 capas de delicioso pastel de vainilla, relleno de betún lila, suave y esponjoso también de vainilla, cubierto por betún degradado en tonos pastel, drip de ganache de chocolate blanco, espolvoreado con sprinkles de colores y decorado con macarons.

INGREDIENTES:

Para el pastel
550 gr de harina de repostería
2 cdas de polvo para hornear
1½ cdita de sal
675 gr de azúcar blanca
255 gr de mantequilla sin sal, fría
2¼ tz de leche
1 cda de extracto de vainilla
1 cdita de jugo de limón
8 claras de huevo
1 huevo

Para el betún
450 gr de mantequilla sin sal
100 gr de manteca vegetal (Crisco)
850 gr de azúcar glass
1 pizca de sal
1 tz de crema espesa (para batir)
2 cdas de extracto de vainilla
Colorante en gel morado y rosa

Para el ganache
1 tz de chispas de chocolate blanco
1/3 tz de crema espesa (para batir)
Colorante en gel blanco

Para decorar
Mezcla de sprinkles de colores
4 macarons (opcional)

Utensilios
Báscula digital
6 moldes para pastel redondo de 6” de diámetro
Papel pergamino
Cuchillo aserrado
2 bases de cartón para pastel de 6” de diámetro
3 popotes gruesos (bubble straws)
1 palito de madera de ¼” de ancho, un lado con punta
Base giratoria
Nivel
Espátula chica
Paleta alisadora

PROCEDIMIENTO:

Para el pastel
1. Preparamos los moldes: Cortamos 6 círculos de papel pergamino, usando uno de los moldes como guía. Engrasamos cada uno de los moldes con mantequilla y colocamos un círculo de papel en el fondo de cada uno. Precalentamos el horno a 180°C.

2. Cortamos la mantequilla en cubos. En un bowl mediano, con un batidor de globo, integramos las claras, el huevo y un poco de la leche, alrededor de ½ taza. En otro bowl, combinamos la leche restante, el jugo de limón y la vainilla.

3. Cernimos la harina, el polvo para hornear y la sal y las añadimos al bowl de la batidora junto con el azúcar.  Comenzamos a batir a velocidad baja y agregamos, uno a la vez, los cubos de mantequilla. Batimos por 3 minutos o hasta que la mantequilla se haya integrado completamente. La harina tendrá un aspecto parecido a la arena.

4. Continuamos batiendo a velocidad baja y agregamos poco a poco, la mezcla de la leche. Batimos por 5 minutos. Paramos la batidora y raspamos el bowl con la espátula para integrar la mezcla. Continuamos batiendo a velocidad baja y añadimos, en tres partes, la mezcla de huevo hasta integrarlo por completo. Pasamos la espátula nuevamente por la pared y el fondo del bowl.

5. Dividimos la mezcla equitativamente en los 6 moldes previamente preparados. De ser posible, pesamos la mezcla en cada uno de ellos para asegurarnos que sea la misma cantidad.

6. Introducimos al horno y cocinamos por 18 - 20 minutos o hasta que al introducir un palillo en el centro de uno de los moldes, éste salga limpio. Retiramos del horno y dejamos reposar sobre una rejilla por 15 minutos. Pasamos un cuchillo por la orilla para despegar el pastel y con cuidado lo volteamos sobre la rejilla. Retiramos el papel de horno de cada uno de los panes y dejamos que se enfríen por completo.

Para el betún
7. Añadimos la mantequilla  y manteca al bowl de la batidora y mezclamos a velocidad media por 5 minutos o hasta que la mezcla se torne blanca y cremosa.

8. Bajamos la velocidad y agregamos poco a poco el azúcar glass, la crema y la vainilla. Una vez integrada el azúcar, subimos la velocidad a media/alta y batimos por 5 minutos o hasta que el betún esté suave y esponjoso.

9. Separamos ¾ partes del betún en un bowl y le agregamos unas gotas de colorante en gel morado y mezclamos hasta obtener un tono lila. Al betún restante, le añadiremos un toquecito de colorante en gel rosa y mezclamos hasta obtener un tono “baby pink”. Reservamos el betún rosa.

Para armar el pastel
10. Con un cuchillo de sierra, cortamos la pancita de cada pan para dejarlos nivelados y parejitos.

11. Colocamos una base de cartón sobre la base giratoria y acomodamos uno de los panes con la miga hacia arriba. Agregamos una porción de betún lila, aproximadamente ¾ de taza, y esparcimos con la espátula hasta dejar nivelado. Colocamos el segundo pan sobre el betún, y repetimos el proceso hasta terminar 3 pisos. Después del tercer pan, introducimos 3 popotes hasta el fondo del pastel, formando un triángulo en el centro. Cortamos el excedente de los popotes con ayuda de unas tijeras. Cubrimos con una porción de betún y emparejamos con la espátula. Colocamos una base de cartón sobre el betún, lo acomodamos de manera que quede completamente centrado, y continuamos con los siguientes tres pisos de nuestro pastel. Una vez que lleguemos al sexto pan, colocamos nuestro nivel para asegurarnos que esté derecho y de ser necesario, presionamos del lado del pastel que requiera ajustarse para quedar completamente nivelado.

12. Medimos el palito de madera a un lado del pastel, y lo cortamos exactamente de la misma altura. Justo en el centro del pastel, introducimos el palito de madera por el lado con punta, presionando con cuidado y girando en su mismo centro hasta llegar al fondo del pastel. Sentiremos resistencia al llegar a la base de cartón que colocamos después de la tercer capa, pero solo debemos de presionar y girar con un poco más de fuerza hasta que la punta logre atravesar el cartón.

13. Añadimos otra porción generosa de betún lila encima del último pan, y esparcimos con la espátula, llevándola hacia los lados. Cubrimos los lados del pastel con una base delgadita del mismo betún para cubrir la miga (crumb coat), tratándolo de dejar lo más parejito posible. Introducimos el pastel al refrigerador por 30 minutos, para que el betún fije.

14. Mientras el pastel está en el refrigerador, terminamos de preparar el betún. Tomamos un poco del betún lila que nos quedó y le agregamos colorante en gel morado, hasta que tome un tono más fuerte. En este punto, tendremos los 3 tonos de betún para nuestro pastel, morado, lila y baby pink.

15. Después del tiempo en el refrigerador, pondremos la capa final de betún. Es mejor poner de más, ya que después retiraremos el excedente y así iremos cubriendo las imperfecciones. Comenzamos añadiendo el betún rosa sobre el pastel, y extendiéndolo con la espatula hacia los lados, cubriendo aproximadamente 1/3 de la altura del pastel. En este punto no es necesario alisar, únicamente los esparcimos para ir cubriendo todo. Después, nos pasamos a la base del pastel, y cubrimos con el betún morado.  Terminamos cubriendo el centro con betún lila. Una vez cubierto todo el pastel con los 3 tonos de betún, comenzaremos a alisar con la espátula, permitiendo que se mezclen un poco los tonos en las uniones. Pasamos la paleta alisadora para dejarlo aún más parejito y metemos al refrigerador por 20-30 minutos o hasta que el betún este firme.

16. Ponemos a calentar agua sobre una olla pequeña, donde quepa la paleta alisadora. Una vez que el pastel esté frío y firme, lo retiramos del refrigerador. Tomamos la paleta, la introducimos en el agua caliente, y la secamos con una toallita. Pasamos la paleta sobre los lados del pastel, girando con cuidado la base para lograr dejar una capa perfecta y uniforme. Una vez satisfechos, introducimos el pastel de nuevo al refrigerador.

Para el ganache
17. Añadimos el chocolate blanco y la crema a un bowl mediano, e introducimos al microondas por espacios de 30 segundos, mezclando cada vez, hasta lograr que se integre por completo. Agregamos unas gotas de colorante en gel blanco, y mezclamos hasta obtener un color uniforme. Dejamos reposar unos minutos el ganache para que se temple un poco.

18. Sacamos el pastel del refrigerador y con ayuda de una cuchara, chorreamos por la orilla del pastel, pequeñas cantidades de ganache. No debemos de vaciar mucho de un solo golpe para que el efecto de “drip” nos quede bonito. Giramos poco a poco la base, hasta dar la vuelta completa. Vaciamos dos cucharadas más de ganache sobre el techo del pastel y lo esparcimos con una espátula pequeña hasta dejar uniforme.

19. Aplicamos la mezcla de sprinkles en la base del pastel y acomodamos los macarons a nuestro gusto; yo coloque 2 arriba, y 2 en la base.

Notas:
  • El banderín lo hice usando dos popotes de papel, listón rosa delgadito y para las letras, recorté triángulos de papel adhesivo que previamente había mandado a imprimir con el nombre de mi niña.
  • Si dividimos la receta a la mitad, podemos hacer un pastel de altura normal.
  • No te recomiendo substituir la harina, pues tendrás un resultado distinto (ya me pasó).
  • La harina de repostería o cake flour, la encuentras en cualquier supermercado en Estados Unidos, o en tiendas de productos importados en México.
  • Podemos hacer el pan y el betún por adelantado. Por lo general yo horneo el pastel mínimo 2-3 días antes, ya fríos los forro en papel film y los congelo hasta la hora de necesitarlos. El betún, tan solo lo guardamos en un recipiente con tapadera en el refrigerador y lo sacamos 1 hora antes de necesitarlo para que se temple. Batimos un par de minutos para que retome su consistencia cremosa.
  • La receta del pastel y del betún, son adaptadas del libro The Sweetapolita Bakebook de Rosie Alyea 👌 ¡Súper recomendado!

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Y esta fue la versión  pastelera del cumpleaños de mi princesa. Mas adelante les comparto el pastel de Milo. =)

Si preparan esta receta, ¡¡por favor háganme saber que les pareció!! Deja aquí debajo un comentario y/o comparte una foto de tu delirante creación en Instagram con el hashtag #deliriosdecocina! ¡¡Me encantaría verlas!! =)

 ¡Muchas gracias por estar aquí!

¡Besos!

Itzel 💜

You Might Also Like

0 comentarios

Sígueme en Facebook

Subscribe